www.RecambiosCoche.Es

Los Víctors salvan los muebles

Dos carreras más de la Liga Nacional de Escuderías, regidas por un patrón muy similar de luces y sombras en ambas categorías.

 

En el filial no pudieron repetir ninguno de los pilotos que participaron en la cita anterior, siendo en este caso Víctor Rodríguez y Javi Moyano los encargados de sobrevivir a un tipo de carrera que no suele ser fácil de manejar: Skip Barber y formato sprint sin paradas en boxes.

Víctor clavó la única vuelta permitida en clasificación para lograr salir en el Top 5, mientras que Javi tendría que salir desde más allá del puesto 30, algo que en un circuito como Okayama, donde adelantar no es fácil incluso con este tipo de coches, era un importante hándicap para el catalán.

En la primera mitad de carrera, Víctor logró subir posiciones y rodar en cabeza a pesar de no lograr abrir distancias con el resto de contendientes, mientras que Javi remontó numerosas posiciones hasta entrar entre los 20 primeros. Diversos accidentes por delante, junto a una carrera inmaculada por su parte, hicieron que consiguiera terminar en la 15ª posición final.

Por delante, uno de dichos accidentes provocó que Rodríguez sólo tuviera que pelear por la victoria con Víctor Aliart (Zennith), duelo que se decantó a favor de éste último tras un buen adelantamiento en la última vuelta. Aunque lo peor fue que una sanción por un paralelo al inicio de la carrera le hizo caer tres puestos más, siendo oficialmente 5º.

Con estos resultados, Champs iRacing sigue liderando el grupo, pero no con tantos puntos como los líderes de los otros grupos, lo que significa que hay que seguir sumando para estar en una buena posición cuando llegue el ecuador la temporada.

 

 

En el primer equipo sí que repetían con el Pro Mazda los mismos pilotos de la ronda anterior, Víctor Prieto y Fernando Guerrero, que tenían en Zandvoort la oportunidad de afianzar un liderato que apenas era de tres puntos.

Víctor aprovecho su primera vuelta de clasificación para conseguir algo tan difícil como es hacer su mejor vuelta de la semana en el momento de la verdad, marcando un tiempo al que nadie más se pudo acercar en el resto de la sesión. Fernando volvió a decepcionar, repitiendo la sexta fila de parrilla que ya “consiguiera” dos semanas atrás.

Esta vez, afortunadamente, Guerrero pudo evitar el accidente típico de la primera vuelta, mientras que Prieto mantenía la cabeza de un grupo en el que los rebufos y las características del circuito provocaban que fuera terriblemente complicado abrir huecos.

Tras unas primeras vueltas de calma tensa (en las que Fernando ganó otras dos posiciones, colocándose 9º), llegó el momento que definió la carrera cuando Sergio Fletcher (Green Bullets) y J Martínez (GTros) se tocaron mientras rodaban 2º y 3º.

A pesar de que no pasó a mayores, la acción le dio a Víctor un colchón de tres segundos que se mantendría inalterado durante los 35 minutos de carrera que aún restaban. Peores consecuencias tuvo el accidente para Fernando, que se encontró con un Sergio recuperando la inercia, y momentos de duda hicieron que ambos perdieran el contacto con el que ahora era el grupo perseguidor de Prieto.

Un trompo más por delante supuso una posición más para Guerrero, que finalmente no pudo recuperar su mala clasificación con un buen ritmo, y acabó la carrera 8º (que se transformó en 7º tras una sanción a Fletcher por el accidente), logrando puntos importantes pero ni mucho menos suficientes.

Mucho más que suficiente fue lo que hizo Víctor Prieto, no sólo en el trazado neerlandés sino en las tres pruebas que ha disputado, consiguiendo el doblete con el Pro Mazda, y siendo parte fundamental en el evento de resistencia en Le Mans que abrió la temporada. Con este pleno de victorias se asegura ser el mejor piloto de la temporada, a expensas de que alguien pueda intentar, como mucho, igualarle.

Damos por finalizada así la mini-temporada de monoplazas, llegando ahora la aún más corta gira por Estados Unidos, donde hay que seguir montándose el personaje de que se nos da bien el oval.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *