www.RecambiosCoche.Es

La lucha por el ascenso se “aPrieto”

Difícil que hubieran ido mejor las cosas para Champs iRacing en la Liga Nacional de Escuderías, con otras dos victorias en la segunda fecha de la temporada, tanto con el primer equipo como con el filial.

 

Comenzó la acción con la carrera del Grupo C de 3ª, donde JuanMi Rodríguez y Rubén Rodríguez buscaban afianzar el liderato del grupo en una carrera donde había que gestionar a la perfección los rebufos del Skip Barber y las largas zonas de aceleración de Watkins Glen para lograr un buen resultado.

Los dos pilotos de Champs salieron juntos en la cuarta fila de la parrilla. Sin embargo, sólo el almeriense pudo permanecer junto al grupo de cabeza, pues el gallego se vio obligado a frenar al aparecerse frente a él un piloto con problemas de conexión.

A pesar de haber perdido toda opción de victoria, Rubén se encontraba en una situación cómoda, rodando 8º solamente junto a un piloto más, y sin los riesgos de los 3-wide y las frenadas en batería típicas de las carreras con este popular monoplaza.

JuanMi, por su parte, sí que estaba disfrutando del espectáculo en el grupo de cabeza, aún formado por 7 pilotos, pero que tenían claro que no se iba a ganar la carrera en las primeras 15 vueltas, por lo que el primer stint llegaba a su fin sin más novedad que la repentina rotura de motor de Alejandro Rueda (MSRT), uno de los a priori favoritos para la victoria.

Tras la única parada, problemas y accidentes varios hicieron que Rubén ganase dos posiciones y pasase a rodar 6º, ya en solitario, y que el grupo cabecero se quedara con apenas 4 unidades, estando junto a JuanMi los dos miembros del filial de Zennith (Víctor Aliart y Francisco Palma) y Fernando Vega (Gas).

Después de adelantarse en varias ocasiones, la última vuelta trajo consigo el esperado intento de lograr un slingshot tras las eses del trazado neoyorquino, donde podría decidirse la victoria. Primero fueron Víctor y JuanMi quienes se tocaron ya en la recta, y luego fueron Fernando y el propio JuanMi quienes también contactaron al buscar la misma trazada. Afortunadamente, el ángulo más abierto del piloto de Champs, junto a su mayor inercia, hicieron que apenas notara el golpe, aguantando así una primera posición que tuvo que defender ante Francisco hasta la última frenada, algo que hizo sin perder los nervios, dándole así unos 50 importantes puntos al equipo en la clasificación, que aún lo son más considerando la gran 6ª posición de Rubén.

Es la primera victoria del filial de Champs iRacing en la LNE desde la penúltima carrera de la II edición, cuando David Peña ganó con el Cadillac en Daytona, en 2ª división.

 

 

Para la carrera de 2ª división, Víctor Prieto y Fernando Guerrero se ponían a los mandos del hermano mayor del Skippy, el Pro Mazda, en el circuito belga de Zolder, en una carrera plagada de trampas que sacaría el máximo de los participantes.

Para empezar, la clasificación a 1 vuelta causaba incertidumbre frente a las posibles maneras de afrontarla. Víctor optó por asegurar una buena posición de salida sin arriesgar buscando la pole, conocedor de su gran ritmo de carrera, mientras que Fernando pensó que sería divertido perder 4 décimas en la chicane para así salir en mitad del pelotón.

Se esperaba una montonera en la salida, pero quizás no entre pilotos del Top-10, algo que cazó a Fernando sin posibilidad de evitarla, pues a pesar de levantar para poder zafar a los coches trompeados, la gran cantidad de pilotos viniendo tan cerca por detrás hizo que recibiera un golpe que desencadenó un espectacular accidente.

En las posiciones delanteras sí que fueron limpios los primeros compases de carrera, algo que aprovecharon para poner tierra de por medio los 5 primeros, entre los que, además de Víctor, también rodaban los dos pilotos de GTros, uno de los equipos favoritos para el ascenso y el título.

Mientras Prieto rodaba con una calma tensa en el grupo de cabeza, Guerrero cambiaba su estrategia para así entrar pronto y confiar en que una línea de código defectuosa le regalase un Fast Repair. No hubo suerte en ese aspecto, pero cualquiera diría que teniendo el coche en ese estado apenas se perdiera algo más de un segundo por vuelta, lo que le permitió seguir con su carrera y sumar los máximos puntos posibles.

Prieto había preparado tan a conciencia esta carrera que descartó la estrategia conservadora, queriendo colocarse líder antes de la parada en boxes e intentar marcharse, algo que parecía complicado, sobre todo después de trompear al abusar del piano de la horquilla. Aunque más difícil fue el 360º que consiguió realizar sin llegar a detenerse, minimizando la pérdida de tiempo, que fue de apenas cinco segundos.

Esta acción terminó de encender al madrileño, que tras la parada sobrepasó a Kevin Giménez (BSR J.Blanco), para lanzarse a por el liderato, que lo obtuvo en la última vuelta al adelantar a un Rafa Bordoy (GTros) que tampoco opuso demasiada resistencia consciente del gran resultado de su equipo, con su compañero Javier Martínez terminando 4º.

La segunda victoria de Prieto en la LNE (primera en solitario) sirve para compensar el déficit de puntos de Guerrero, que finalmente terminó 14º. Con estos puntos, tanto Champs como GTros se disparan en la lucha por el ascenso, con unos 70 puntos de ventaja respecto al 4º clasificado, aunque sabiendo que los múltiples incidentes que sufrieron otros equipos en esta carrera pueden afectar a otros en la siguiente prueba, a celebrarse en un circuito tan bonito como peligroso, Zandvoort.

Pero antes tendremos la tercera carrera de 3ª división, donde volveremos a llevar a nuestro querido Skippy a Okayama, y en la que intentaremos consolidar la primera posición del grupo, tan importante para cuando llegue el ecuador de la temporada y se mezclen los grupos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *